MASTOPEXIA CON O SIN PROTESIS

Es un procedimiento quirúrgico para elevar y mejorar la forma de las mamas caídas. Con los años, y tras circunstancias como el embarazo, la lactancia y la fuerza de la gravedad, la mama tienda a caer; además, a medida que la piel pierde su elasticidad, la mama pierde su forma, fenómeno conocido como ptosis mamaria. Cuando la mama, además, ha perdido volumen, se puede colocar una prótesis. La mastopexia puede reducir también el tamaño de la areola cuando sea muy grande.

Esta intervención está indicada en aquellas mujeres que presentan una ptosis mamaria, especialmente después de pérdida de peso, tras un embarazo, lactancia o por la propia gravedad de la mama.

Aunque hay diferentes técnicas que se utilizan, en función del tamaño del pecho, edad de la paciente, etc., en general, son necesarias incisiones alrededor de la areola y en vertical. En algunos casos es preciso añadir una incisión horizontal en el pliegue submamario. A través de estas incisiones se realiza la mastopexia que significa la recolocación y anclaje del tejido mamario descolgado, la reubicación de la areola y el pezón a la altura que corresponda y la exéresis del excedente cutáneo. En determinados casos, cuando la mama es pequeña y está poco caída, la incisión se coloca sólo alrededor de la areola. En mamas con poco volumen, puede ser necesario colocar una prótesis debajo del tejido mamario o del músculo pectoral. Tras la intervención se coloca un vendaje alrededor de las mamas o un sujetador especial.

Esta intervención se practica siempre en clínica, generalmente bajo anestesia general,. La intervención dura entre 1,5 y 3,5 horas. Habitualmente se requiere ingreso durante uno o dos días.

A la semana se retiran los puntos o se reabsorben lentamente. Habitualmente se recomienda la utilización de un sujetador elástico, día y noche, durante, aproximadamente, un mes. Tras la cirugía pueden aparecer hematomas e hinchazón que desaparecen espontáneamente al cabo de 10 a 15 días. La paciente se reincorpora a sus actividades habituales en 10-15 días, con la única precaución de no realizar esfuerzos con los brazos. Durante el primer mes, deberá evitar actividades deportivas. Siempre recomendamos un tratamiento específico para aplicarse en las cicatrices.

El resultado estético de una mastopexia es altamente satisfactorio y reconfortante. Si sus expectativas son realistas estará muy satisfecha con el resultado de la mastopexia. Los efectos de la mastopexia, aunque duraderos, no son permanentes, dependiendo de factores como nuevos embarazos, variaciones de peso y edad.


<< volver