AUMENTO DE LABIOS

Es un tratamiento sencillo y de efectos inmediatos que consigue unos labios más voluminosos o perfilados, de apariencia y tacto completamente natural.

Esta técnica se utiliza en labios pequeños, hundidos, escasamente perfilados o poco carnosos. La pérdida de piezas dentales y la pérdida de masa ósea por los trastornos hormonales de la menopausia producen una disminución no deseada del volumen de los labios, una falta de definición y la aparición de arrugas verticales, signos característicos de envejecimiento.

Consiste en la implantación de un material biocompatible en ciertos puntos y trayectos perfectamente definidos de la región labial (labio superior, labio inferior o ambos). La implantación puede realizase en la zona retrolabial, consiguiendo un efecto de proyección anterior y eversión. También puede aplicarse en la zona más carnosa para producir un efecto de aumento labial global; o emplearse en el borde para obtener una perfilación labial.

Se utilizan sustancias totalmente biocompatibles, productos que se aplican mediante una pequeña jeringa y una aguja muy fina. Son totalmente inertes y no precisan test previo para descartar alergias o hipersensibilidades.

En todos los casos se emplea exclusivamente anestesia local tópica (crema) o loco-regional.
La duración del tratamiento en general es de entre quince y treinta minutos.

En un primer momento, aparece un cierto edema y persiste durante unas horas o incluso dos o tres días. Sin embargo, salvo raras excepciones, no se aprecia ninguna señal externa, por lo que la reincorporación a las actividades socio-laborales es inmediata.

La duración del efecto del tratamiento variará según el material empleado y el procedimiento escogido.

Es un tratamiento simple y con resultados excelentes que proporciona una satisfacción justificada en la mayoría de los casos.

La remodelación labial permite complementar la actuación y eficacia de otros procedimientos.

En los labios se concentra gran parte de la sensualidad y expresividad de un rostro y a la vez sus arrugas demuestran un signo claro de envejecimiento.

<< volver