LIPOESTRUCTURA FACIAL Y CERVICAL

La lipoestructura consiste en reutilizar la grasa extraída por liposucción de cualquier parte del cuerpo o de la cara e inyectarla en otra zona facial para conseguir un aumento de dicha zona o para remodelar una zona deprimida.

En algunas ocasiones es complementaria a otras intervenciones como es el lifting facial, blefaroplastia, tensores faciales o lipoescultura facial.

Los candidatos ideales para la lipoestructura son aquellas personas que presentan defectos propios de la edad, por adelgazamiento importante, atrofias faciales congénitas o secundarias a medicamentos y en deformidades secundarias a enfermedades congénitas o traumatismos.

La lipoestructura puede aplicarse en zonas como las mejillas, surcos nasogenianos, mentón o pómulos, de esta forma conseguimos remodelar el contorno facial para obtener un contorno final óptimo, es ideal tener una piel firme y elástica.

Antes de la intervención se realiza un diseño previo sobre la piel, marcando las zonas a tratar. A través de unas pequeñas incisiones, generalmente situadas en zonas no visibles y de un tamaño de uno o dos milímetros, se procede a inyectar grasa a través de unas cánulas de 1 ó 2 mm de diámetro. La grasa que hemos injertado se ha manipulado previamente tras la extracción de alguna zona del cuerpo.

Normalmente se utiliza anestesia local y en ocasiones se añade sedación. No se suele colocar vendaje en la zona facial y si en la zona dadora.

No es una intervención dolorosa, aunque se administra analgesia para evitar las posibles molestias postoperatorias. Durante las primeras 24 horas se aconseja reposo relativo para evitar la hinchazón. A los 4-5 días podrá hacer una vida relativamente normal.

Los puntos se retiran a los 7 días. Se aconsejan drenajes linfáticos postoperatorios para mejorar la evolución del edema. Durante los primeros días pueden aparecer algunos hematomas que se irán resolviendo espontáneamente en pocos días.

Los resultados son inmediatos. Al inicio puede dar la impresión que hay un exceso de relleno pero se debe a la hinchazón, que mejorará entre la primera y segunda semana, pero los resultados definitivos no serán hasta pasados algunos meses. El resultado final dependerá de diferentes factores como son: la edad, la calidad de la piel y el volumen aplicado.


<< volver